La Sabiduría del Génesis – Revisada y correjida – Cap 1

Por Juan Sebastian Gonzalez Jimenez

creation

Capítulo 1
La Sabiduría de Dios en la Creación

Proverbios 8:22-32

“22 Jehová me poseía en el principio, Ya de antiguo, antes de sus obras.”

Vemos el poder de Dios, el que tiene, posee en Él, todo principio creador o todo principio de sabiduría, pero parte como el principio de conocer, de sabiduría sobre las obras. Digamos así Dios posee  y desde el inicio tuvo siempre el poder de hacer, de crear. Porque dice así:

 

Jehová me poseía en el principio”. Hablando de la sabiduría, ya de antiguo antes de sus obras, es decir antes de existir cualquier cosa creada, la sabiduría, el conocimiento, el poder de Dios ya existía. Entonces la eternidad de Dios siempre fue en Él. Sin embargo, ahora, estamos hablando de lo creado y palpable. Como dice la Palabra vemos que  “Jehová me poseía”, o sea la sabiduría es Dios, Yahvé, el Dios Todo poderoso tiene en sí el poder creador en el inicio de todas las manifestaciones de sus obras. Ahí en el versículo 23 dice:

 

“23 Eternamente tuve el principado, desde el principio, Antes de la tierra.”

O sea, la sabiduría como siendo el propio proyecto creador de Dios en Espíritu, en el cual el Verbo siendo manifiesto y manifestado en la creación como Príncipe de todo lo hecho, como dice:

Eternamente tuve el principado, desde el principio”

O sea Él estaba en el principio, comenzó todas las cosas y eternamente lo hará. No solamente es principio sino que también fin. Entonces podemos observar que el Señor tiene ese principado en la construcción, como hacedor de la creación infinita. Pero también vemos a Dios, en el tiempo finito, o sea, cuando Él se manifiesta en el medio de esta creación, y así será hasta el final de los tiempos, en la tierra y el universo que hoy en día conocemos (el cual es finito).

 

Es decir, el proyecto de Dios, es antes, antes de la tierra. “El conocimiento de Él”, de lo realizado por Dios hoy, como lo apreciamos, nosotros en el proyecto de Dios de lo ya hecho, estaba “en Él” antes del propio proyecto creador iniciarse (o plan de Dios); o sea, la conciencia de Dios es siempre y eternamente, desde el principio hasta el fin, de todo lo creado y palpable como nosotros lo conocemos. Es antes que existiera la tierra, antes de que hubiese formación terrenal, y no solamente de esto que nosotros conocemos como tangible, sino también del universo entero.

Dice así en el versículo 24:

“24 Antes de los abismos fui engendrada; Antes que fuesen las fuentes de las muchas aguas.”

“Antes de los abismos fui engendrada”. Antes que la nada existiese, quiere decir, antes que existiese un lugar para colocar algo, ¡DIOS ES! Y suyos proyectos también.

Entonces la sabiduría de Dios siempre existió porque lo que vemos nosotros como “vacío”, como “nada”, también es algo que está ahí determinado para colocar algo que Dios creó. Es parte de la arquitectura del Dios.  Así antes de “lo vacío” también ya estaba Dios en su poder, en sabiduría como constructor de la creación.

Luego la sabiduría, el conocimiento de Dios, del Espíritu de Dios, del Verbo, Jesús, siempre estuvo con Dios y que es el principio de todas las cosas. Antes de la formación de esta tierra, también antes de los abismos, antes de que existiera un espacio sin nada, el Señor ya estaba en Su Sabiduría.

“Antes que las fuentes de las muchas aguas”. En lo escrito aquí refiere se a la construcción de los cielos (espirituales) y del universo. Muchas aguas  significan todo el mundo, todo el universo y la creación. No solamente como la conocemos hoy en día; involucra la tierra, los planetas alrededor del sol, también incluye a todo el universo con sus galaxias, así como la creación celestial.

Entonces “aguas” significan, lo que envuelve toda la existencia, sea natural o espiritual, sea atómico, sea sobrenatural. Por eso es que dice “las muchas aguas”, (“aguas” es toda la esencia e manifestación de la substancia dela que se hace alguna cosa creada) refiriéndose también como en el versículo seis y siete de Génesis uno, cuando Dios separa las aguas, separando los cielos de la tierra;

“Luego dijo Dios: Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas.” Génesis 1:6.

“Haya expansión en medio de las aguas”. Quiere decir que hubo una separación de una extensión general o plena de las aguas, quedando dos porciones; una encima y otra debajo de esa separación.

y separe las aguas de las aguas.”. Se dividen las aguas que están arriba de la primera porción y las aguas que están abajo,  quedando dos porciones arriba y dos porciones abajo; Sumando cuatro porciones de aguas. Significando una; la tierra y el universo, y las otras; los tres cielos.

“E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Y fue así”. Génesis 1:7

Significa que arriba de esa expansión, Dios separó las aguas y las dividió en dos, y después lo hizo debajo de esa expansión, quedando también dos. Sumando cuatro porciones o expansiones de aguas. Lo que confirma; la tierra y este universo, el primer cielo, el segundo cielo y el tercer cielo.

Y más aún en Job:

“8 Él solo extendió los cielos, Y anda sobre las olas del mar; 9 Él hizo la Osa, el Orión y las Pléyades, Y los lugares secretos del sur;” Job 9:8-9

Dios muestra que es el creador de todos los cielos. Él anda y tiene control sobre todas las manifestaciones y reacciones de lo creado. Él hizo las Pléyades o constelaciones en el universo. Además los lugares secretos del sur que significan los misterios de la sabiduría oculta en Dios de todo lo creado.

“31¿Podrás tú atar los lazos de las Pléyades, O desatarás las ligaduras de Orión? 32 ¿Sacarás tú a su tiempo las constelaciones de los cielos, O guiarás a la Osa Mayor con sus hijos?” Job 38:31-32

“¿Podrás tú atar los lazos de las Pléyades?” Él es el que tiene el poder, de los movimientos de las constelaciones, con sus efectos naturales, rigiéndose en un orden pre establecido por Dios.

“¿O desatarás las ligaduras de Orión?” Son los diferentes fenómenos manifiestos, dominados en la mano de Dios, en todas las constelaciones dentro de las galaxias.

“¿Sacarás tú a su tiempo las constelaciones de los cielos?” Es el tiempo finito que hay en la formación de las estrellas. Un ejemplo que Dios nos da, es el movimiento o rotación del universo. Su cambio de posición a nuestros ojos desde la tierra. Significando así: que Él tiene poder de colocar o mover el universo y también exterminarlo. Pero nos enseña en la forma sencilla de los movimientos estelares y planetarios que Él tiene el control sobre todas las cosas.

“¿O guiarás a la Osa Mayor con sus hijos?” Dios muestra el poder que Él tiene sobre la dirección del universo y su fin.

Continuando en Job…

“¿Supiste tú las ordenanzas de los cielos? ¿Dispondrás tú de su potestad en la tierra? “Job 38:33

Es el conocimiento y poder supremo de Dios que tiene allende de lo natural. La influencia de lo espiritual sobre lo natural.

Más aún…

“Él extiende el norte sobre vacío, Cuelga la tierra sobre nada” Job 26:7

Él extendió las extremidades de la creación sobre la nada y allí colocó la tierra en medio del universo. En su eje perfecto y con respecto a toda la creación. Moviéndose y trasladándose, siendo el centro de la creación de Dios.

El que tiene vida, el hombre, ve y observa, a lo que no tiene. Siendo él, el menor, es el mayor porque tiene vida y conciencia. El universo es infinitamente mayor que el ser humano en cuanto a masa, e infinitamente menor en cuanto a vida porque no piensa, no ve, no escucha, no vive. Y si el universo existe, se mueve y se transforma, es para darle confortabilidad a aquel que “es primicia” porque es el hombre el que vive en la tierra, con el dominio dado por Dios. Y más aún, nosotros somos en el creador del universo, en el Verbo, en Cristo Jesús, hijos de Dios.

Más aún para confirmar el poder supremo del Dios Vivo, la palabra dice:

“22 Él está sentado sobre el círculo de la tierra, cuyos moradores son como langostas; él extiende los cielos como una cortina, los despliega como una tienda para morar. 23 Él convierte en nada a los poderosos, y a los que gobiernan la tierra hace como cosa vana.”  Isaías 40:22-23
Continuando con la Sabiduría en Prov. 8:

“25 Antes que los montes fuesen formados, Antes de los collados, ya había sido yo engendrada;”

Los montes o montañas son los lugares más altos de la tierra. Si buscamos en la tierra, un lugar alto, donde un hombre se pueda subir y pueda ver desde arriba todas las cosas, sería un monte.

El lugar más alto, en donde se construyó el templo de Dios, en medio de la ciudad de Jerusalén fue el monte Sión.  Allí habitaba Dios, porque era el lugar más elevado, en medio de Su Ciudad Santa en la tierra.

 

 

Cuando la palabra de Dios se refiere a montes, o lugares altos, habla también de la creación. Estos son en significado; los pilares de la construcción del universo, las columnas de sustentación en la naturaleza que rigen la cosas materiales como elevaciones de poder tangible e inteligente, también las espirituales, como las potencias angélicas, el conocimiento y sabiduría manifiestas.

Vemos un poder creador formando poderes angelicales, también formando la inteligencia, la naturaleza que nos es propia. Esta es una inteligencia, reflejo de una inteligencia creadora mayor, superior, divina, ya implantada en la formación de la propia tierra, universo y sus reacciones.

La tierra tiene una respuesta inteligente  a todo lo que es natural en su propio sistema. Hablando de esta, de como ella (la tierra) se rige. Hay una manifestación inteligente en todo lo que es natural, pero esto es posible porque proviene de una inteligencia divina, predispuesta y pre conocida desde el inicio, desde el principio.

Antes de los collados, ya había sido yo engendrada “. La sabiduría es antes que los collados, manifestación del poder de Dios en el mundo.  No hay lugar alto (en cuanto a poder), no hay lugar que exista, que sea tan alto como los montes o lugar menor que no sea formado por el poder,  por el conocimiento y la sabiduría de Dios.

“26 No había aún hecho la tierra, ni los campos, Ni el principio del polvo del mundo.” (Proverbios 8)

La esencia de la materia esta en el extremo de la creación, en el polvo, de allí fue formado el primer hombre, pero cuando fue formado, Dios también planto un jardín en medio de un lugar que se llamaba o que se llama Edén. Y de allí también fueron expulsados, una vez que estos comieron del árbol del conocimiento del bien y del mal, o sea una vez que estos pecaron.

Adán y Eva Vinieron a este mundo que conocemos por universo palpable, y a nuestro universo terrenal, lo que se refiere a este “mundo tierra” y al sistema solar, con sus planetas  y todo este universo con sus galaxias y sus estrellas, que podemos ver cuando miramos hacia los cielos. Involucra el mundo natural y también el tiempo (lapsos o eras) de los cielos.

Dios hará nuevos cielos y nueva tierra, como dice en Isaías;

“Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento.” Isaías 65:17

“Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre.” Isaías 66:22

 “26 La voz del cual conmovió entonces la tierra, pero ahora ha prometido, diciendo: Aún una vez, y conmoveré no solamente la tierra, sino también el cielo.27 Y esta frase: Aún una vez, indica la remoción de las cosas movibles, como cosas hechas, para que queden las inconmovibles.” Hebreos 12:26

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s