Día de navidad


natal
     

 

DIA DE NAVIDAD….

El día de navidad, es el día nacimiento de alguien.

De alguien que nació hace poco más de 2000 años, pero Él no existe solo desde aquel tiempo.

Las Escrituras dicen que sus días son desde la eternidad. Los días de este niño nacido en Belén:

“Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.

 Miqueas 5:2

También dice que Él es el Padre de la eternidad. Que la eternidad misma nació de Él.

 

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Isaías 9:6

 

Sin embargo, muchos de los Judíos, dos mil años atrás no entendieron eso.

 

“Entonces le dijeron los Judíos: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham?

Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, YO SOY.

 Tomaron entonces piedras para arrojárselas; pero Jesús se escondió y salió del templo; y atravesando por el medio de ellos, se fue.”

Juan 8:57-59

 

Y durante los siglos que siguieron, hasta el día de hoy, muchos continúan sin entender. Porque no creen.

Cuando los ángeles, el cielo, las estrellas, la tierra, y todos los que en ella fueron creados…Él estaba allí con Dios Padre.

 

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.

Este era en el principio con Dios.”

 Juan 1:1-2

 

Él era el propio Dios.

“…y el Verbo era Dios”

Y entonces todo lo que se hizo, por Él se hizo.

“Todas las cosas por Él fueron hechas, y sin Él, nada de lo que ha sido hecho fue hecho.”

 Juan 1:3

PERO HACE 2.000 AÑOS LOS QUE SUCEDÍA ERA QUE…

En Belén, una virgen concebía y daba a luz un hijo, Jesucristo, y entonces todas las antiguas profecías se cumplieron

Porque ese niño, era la promesa de Dios, hecha a los profetas desde la antigüedad. Ahora Él mismo se hizo carne (Dios reencarnado).

 

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.”

Juan 1:14

 

Y el Hijo único de Dios se hizo como “hijo de hombre” Para que NOSOTROS,

LOS HIJOS DE LOS HOMBRES……

Pudiésemos ser hechos HIJOS DE DIOS

Por medio DE Él.

“Tienen en sí mismo lo que hubo también en Cristo Jesús, porque Él, aunque existía en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios, sino se disminuyó en forma de siervo, tornándose en semejanza de los hombres”  

 Porque, como dicen las escrituras, si hay necesidad de ser hechos, es porque no somos naturalmente, sin creer en la esperanza que llegó en el Mesías, pero ahora por la fe podemos ser.

“A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.

Mas todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; Los cuales no son engendrados de sangre, ni de la voluntad de la carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.”

Juan 1:11-13

Porque nadie podría ser transformado en un hijo de Dios sin la justa justificación. Porque solo Dios es Santo y Justo. No acepta injusticia, no justifica el error ni el pecado, sin que sea pagada toda la deuda.

Y Él mismo es el que dice, que todos los hombres sin excepción, pecaron y por consecuencia están DESTITUÍDOS de Su gloria.

“Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.”

Romanos 3:23

Dice también  que acerca de Su Santidad,  todos nuestros actos de justicia son como trapo de inmundicia delante de su rostro.

“Sin bien todos nosotros somos como una suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento.”

Isaías 64:6

Así, como nosotros no hemos buscado su santidad,  hemos cometido tantas faltas, mentiras, iras, egoísmos en el corazón…¿Cómo  podríamos merecer aquello que El prometió a los hombres en su amor?

La respuesta es:

“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros”

 

Por eso, Dios se hizo carne, y habitó entre nosotros. Y vimos su gloria.

Porqué…

SE HIZO CARNE….

Para pagar

EN SU PROPIA CARNE…

La deuda de los pecados que cometemos en

NUESTRA CARNE.

Todo en justa retribución por nuestros pecados.

Todo los que mediante la fe en Su justicia, por nosotros, pudiésemos ser libres de la ira de Dios contra el pecado.

Siendo descartadas ahora nuestras auto-justificaciones, a través del sincero ARREPENTIMIENTO de Corazón, para entonces aceptar la justicia que viene de Jesucristo, y solo de Él por nosotros.

Por eso, es que está Escrito que “El justo por la fe vivirá”. Porque es por la fe en Jesucristo que somos considerados como justos delante de Dios. Porque en la carne o cuerpo, Él es el único justo y Él justifica a quién cree en ÉL.

No existe una mayor prueba de amor de Dios, en toda la Ceación, durante todos los siglos, que el entregar a su único Hijo, para morir por nosotros.

Si creemos en nuestro corazón, por la fe, de que es verdad que Jesucristo resucitó en el tercer día. Seremos salvos y resucitaremos también.

Y Él es nuestra esperanza viva hoy. ¡Porque resucitó en carne y está vivo!.

Para ahora estar presente en las vidas de los que creen y garantizar nuestra salvación.

De acuerdo con el amor eterno de Dios.

”El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo.”

Colosenses 1:13

Amén.

 

por Alan De Zoppa Maia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s