BABILONIA – 2ª parte


bab

 

Ezequiel 31:10

“Por tanto, así dijo Jehová el Señor: Ya que por ser acostumbrado en altura, y haber levantado su cumbre entre densas ramas, su corazón se elevó con su altura,”

Aquí “el árbol”, Satanás y el hombre corrupto en su ego, crece en sí mismo, en el crimen, la maldad, la mentira. Estas cosas le rodean y le llevan a condenación.

Ezequiel 31: 11 “Yo lo entregaré en manos del poderoso de las naciones, que de cierto le tratará según su maldad. Yo lo he desechado.”

Dios corta al perverso y lo entrega a Satanás.

Ezequiel 31:12

“Y lo destruirán extranjeros, los poderosos de las naciones, y lo derribarán; sus ramas caerán sobre los montes y por todos los valles, y por todos los arroyos de la tierra será quebrado su ramaje; y se irán de su sombra todos los pueblos de la tierra, y lo dejarán.”

Los extranjeros o extraños son demonios, que serán, a causa de la caída del hombre.

El árbol cortado será lanzado a las tinieblas. No crecerá de nuevo. Lo que le ha hecho caer es seguir a Satanás. Y su caída será en su corazón (monte=corazón; ramas=grandeza; Babilonia= la gran cuidad que cae) que cae…

Ezequiel 31:13

“Sobre su ruina habitarán todas las aves del cielo, y sobre sus ramas, estarán todas las bestias del campo.”

Las aves y animales son los demonios.                

 

Salmos 79:1-2

“Oh Dios, vinieron las naciones de tu heredad; han profanado tu santo templo; redujeron a Jerusalén a escombros. 2 Dieron los cuerpos de tus siervos por comida a las aves de los cielos, la carne de tus santos a las bestias de la tierra.”

Eclesiastés 10:20

“Ni aún en tu pensamiento digas mal del rey, ni en lo secreto de tu cámara, digas mal del rico; porque las aves del cielo llevarán la voz, y las que tienen alas harán saber la palabra.”

 

Aquí “las aves” representan los que llevan nuestras palabras para acusarnos frente a Dios.

Isaías 18:6-7

“Y serán dejados todos para las aves de los montes, y para las bestias de la tierra; sobre ellos tendrán el verano las aves, e invernarán todas las bestias de la tierra. 7 En aquel tiempo será traída ofrenda a Jehová de los ejércitos, del pueblo de elevada estatura y de tez brillante, del pueblo temible desde su principio y después, gente fuerte y conquistadora, cuya tierra es surcada por ríos, al lugar del nombre de Jehová de los ejércitos, al monte Sion”.

Los hombres en la caída son pasto del maligno

Ezequiel 17:23-24

“En el alto monte de Israel lo plantaré; extenderá ramas y dará fruto, y llegará a ser un cedro majestuoso. Debajo de él anidarán toda clases de aves, a la sombra de sus ramas anidarán. 24 Y todos los árboles del campo sabrán que yo soy el Señor; humillo al árbol elevado y elevo al árbol humilde; seco al árbol verde y hago reverdecer al árbol seco. Yo, el Señor te he hablado y lo haré”

Al soberbio, Dios lo humilla y al humilde, Dios lo levanta. Nabucodonosor es abatido en su maldad y el “otro” Nabucodonosor, el que reconoce al Dios Altísimo, es levantado.

 

Mateo 13:4

“Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron;…19 Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino.”

Romanos 1:23

“Y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.”

 

Apocalipsis 19:17-18

“Y vi un ángel que estaba en pie en el sol, y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: Venid, y congregaos a la gran cena de Dios. 18 Para que comáis carne de reyes y de capitanes, y carne de fuertes, carne de caballos y de jinetes, y carne de todos, libres y esclavos, pequeños y grandes.” 

Aquí Dios permite que el maligno ataque toda la carne para probación o juicio; El mundo de Babilonia=hombre mundano o inicuo

 

Nahúm 3:1

“Hay de ti, ciudad sanguinaria, toda llena de mentira y de rapiña, sin apartarte del pillaje!”

Salmo 10:3“Porque el malo se jacta del deseo de su alma, bendice al codicioso, y desprecia a Jehová”.

 

Ezequiel 31:14

“para que no se exalten en su altura todos los árboles que crecen junto a las aguas, ni levante su copa entre la espesura, ni confíen en su altura todos los que beben aguas; Porque todos están destinados a muerte, a lo profundo de la tierra, entre los hijos de los hombres, con los que descienden a la fosa.”

 

El corrupto y el que corrompe, para que no se engrandezcan todos (demonios y hombres que se pierden) son lanzados en los abismos.

 

Como dice a continuación….

 

Ezequiel 31:15-16

“Así ha dicho Jehová el Señor: El día en que descendió al Seol, hice hacer luto, hice correr por él el abismo, y detuve sus ríos, y las muchas aguas fueron detenidas; al Líbano cubrí de tinieblas y todos los árboles del campo se desmayaron. Del estruendo de su caída hice temblar a las naciones, cuando lo hice descender al Seol con los que descienden a la sepultura; y todos los árboles escogidos del Edén, y los mejores del Líbano, todos los que beben aguas, fueron consolados en lo profundo de la tierra.”

La caída del maligno del Edén, es parecido con lo que pasará con los hombres. Satanás provoca a destrucción al mundo entero; al hombre, la gran prostituta, la Babilonia.

Ezequiel 31:17

“También ellos descendieron con él al Seol, con los muertos a espada, los que fueron su brazo, los que estuvieron a su sombra en medio de las naciones.”

Hombres y demonios se juntan en los abismos, con aquellos que ya fueron condenados.

Ezequiel 31:18

“¿A quién te has comparado así en  gloria y en grandeza entre los árboles del Edén? Pues derribado serás con los árboles del Edén en lo profundo de la tierra; entre los incircuncisos yacerás, con los muertos a espada.  Este es Faraón y todo su pueblo, dice Jehová el Señor.”

 

Estos caen en las profundidades, pero nosotros- los de Jesucristo: “No se ha vuelto atrás nuestro corazón, ni se han apartado del camino nuestros pasos, para que nos quebraste en el lugar de chacales, y nos  cubriste con sombra de muerte.” Salmos 44:18-19

Y todavía más: “No entregues a la fiera el alma de tu tórtola, y no olvides para siempre la congregación de tus afligidos. 20

Mira el pacto, porque los lugares tenebrosos de la tierra están llenos de habitaciones de violencia.” Salmos 74:19

Dios hace caer al hombre por su propio pecado y prostitución. El hombre en el mundo se corrompe completamente y hace de él, la ciudad donde vive, es decir la ciudad-cuerpo corruptible, también el mundo material, social de la tierra. Morada o casa para su propia destrucción.

________________________

La explicación de cadenas de bronce y hierro fijadas al tocón del árbol de Nabucodonosor, en Daniel 4:15

Daniel 4:15-16 “Más la cepa de sus raíces dejaréis en la tierra, con atadura de hierro y de bronce entre la hierba del campo; sea mojado con el rocío del cielo, y  con las bestias sea su parte entre la hierba de la tierra. 16 Su corazón de hombre sea cambiado, y le sea dado corazón de bestia, y pasen sobre él siete tiempos.”

Daniel 2:31 “Tú oh rey, veías y he aquí una gran imagen. Esta imagen que era muy grande, y cuya gloria era muy sublime, estaba en pie delante de ti, y su aspecto era terrible.”

Estaba de pie delante de ti; pero no su poder, en su medida de hombre. Porque su apariencia era terrible (pues era grande)

Daniel 2:32-34 “La cabeza de esta imagen era de oro fino; su pecho y sus brazos de plata; su vientre y sus muslos, de bronce; 33 sus piernas, de hierro; sus pies en parte de hierro y en parte de barro cocido. 34 Estabas mirando, hasta que una piedra fue cortada, no con mano, e hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido, y los desmenuzó.”

La figura del hombre en la creación y en el mundo, la especie más noble, como en el metal es el oro, deja claro el poder de la razón humana como  primicia en la construcción personal en la influencia del mundo, invadido por oscuridad y la disminución de la altura del mismo concepto de valor material y espiritual de si mismo, hasta llegar a las raíces de su especie como fundamento. “El polvo” queriendo ser fuerte como un hierro, pero es solo de paja y barro o arcilla.

 

Jesucristo es el Señor del hombre para siempre, no la influencia de valores que salen dentro (si mismo) del hombre.  

Marcos 12:10-11 ¿Ni aún esta escritura habéis leído: la piedra que desecharon los edificadores, ha venido a ser cabeza del ángulo; El Señor ha hecho esto, y es cosa maravillosa a nuestros ojos?

Daniel 2:35 “Entonces fueron desmenuzados también el hierro, el barro cocido, el bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo de las eras en verano, y se los llevó sin el viento sin que de ellos quedara rastro alguno. Más la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra.”

Este tipo de poder en el hombre, ya sea reino, creencia o cualquier otra directriz, no siendo de Dios, en Jesucristo, será derribado por el  Todopoderoso, como: “ 1 Dios habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, 2 y en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quién constituyó heredero de todo, y por quién así mismo hizo el universo; 3 el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, 4 hecho tanto superior a los ángeles, cuando heredó más excelente nombre que ellos.” Hebreos 1:1-4

“ 1 Y Él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, 2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de la desobediencia, 3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.” Efesios 2:1-3

Daniel 2:36 “Este es el sueño; también la interpretación de él diremos en presencia del rey: 37 Tú, oh rey, eres el rey de reyes; porque el Dios del cielo te ha dado reino, poder, fuerza y majestad. 38 Y dondequiera que habitan hijos de  hombres, bestias del campo y aves del cielo, él los ha entregado en tu mano, y te ha dado el dominio sobre todo; tú eres aquella cabeza de oro.”

Dios da el reino de todas las cosas al hombre, en Jesucristo, aun así este hombre se corrompe.

1 Corintios 6:15 “¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera? De ningún modo.”

La humanidad en su naturaleza; el hombre se prostituye como mujerzuela, tanto en forma personal como en pueblos y en multitudes.

1 Corintios 6:16 “¿O no sabéis que el que se une a una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: los dos serán una sola carne.”

La estatua u hombre se une en prostitución, a través de los tiempos, en décadas y tiempos y desciende a los abismos en la animalidad.

Daniel 2:39 “Y después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo; y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra.”

En este tercer reino, tenemos un reino cuya influencia política y filosófica hasta hoy en día permanece en la sociedad. De Grecia, grandes sabios y filósofos, hombres fuertes como el imperio de Alejandro. El conocimiento de esta cultura, hasta ahora está en las escuelas, universidades y grupos sociales. Tenemos sus enseñanzas doctrinarias y políticas. Directrices que rigen las mentes de los más destacados maestros de la actualidad. Dirigen multitudes enteras en diversas épocas con doctrinas y filosofías.

La corriente de bronce asegura al hombre a la tierra, como un animal en su sustento.

En la estatua de Daniel:

Babilonia representa el oro.

Medo-Persa la plata.

Grecia el bronce.

Roma el fierro.

Daniel 5:18 “El Altísimo Dios, oh rey, dio a Nabucodonosor tu padre el reino y la grandeza, la gloria y la majestad. 19 Y por la grandeza que le dio, todos los pueblos naciones y lenguas temblaban y temían delante de él. A quién quería mataba, y a quien quería daba vida; engrandecía a quién quería, y a quién quería humillaba. 20 Más cuando su corazón se ensordeció, y su espíritu se endureció en su orgullo, fue depuesto del trono de su reino, y despojado de su gloria. 21 Y fue echado de entre los hijos de los hombres, y su mente se hizo semejante a las de las bestias, y con los asnos monteses fue su morada. Hierba le hicieron comer hierba como a buey, y su cuerpo fue mojado con el rocío del cielo, hasta que reconoció que el Altísimo Dios tiene dominio sobre el reino de los hombres, y que pone sobre él al que le place.”

Isaías 5:20 “¡Hay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! 21 ¡Hay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos ¡ 22 ¡Hay de los que son valientes para beber vino y hombres fuertes para mezclar bebida; 23 los que justifican al impío mediante cohecho, y al justo quitan su derecho! 24 Por tanto como la lengua de fuego consume el rastrojo, y la llama devora la paja, así será su raíz como podredumbre, y su flor se desvanecerá como polvo; porque desecharon la Ley de Jehová de los ejércitos, y abominaron la palabra del Santo de Israel.”

Isaías 9:13 “Pero el pueblo no se convirtió al que los castigaba, ni buscó a Jehová de los Ejércitos. 14 Y Jehová cortará de Israel cabeza y cola, rama y caña en un mismo día. 15 El anciano y venerable de rostro es la cabeza; el profeta que enseña mentira, es la cola. 16 Porque los gobernadores de este pueblo son engañadores, y sus gobernados se pierden.”

El dragón como el falso profeta, “maestro” de la filosofía de mentiras, es una fuerte  cadena para atar al hombre, a la desgracia, a negar a Cristo.

Isaías 27:1 “Aquel día Jehová castigará con su espada dura, grande y fuerte al Leviatán serpiente veloz, y al Leviatán serpiente tortuosa; y matará al dragón que está en el mar.” (Bestia del mundo)

Isaías 14:29 “No te alegres tú, Filistea toda, por haberse quebrado la vara del que te hería; porque de la raíz de la culebra saldrá áspid, y su fruto, serpiente voladora.”

Eclesiastés 3:18 “Dije  en mi corazón: es así, por causa de los hijos de los hombres, para que Dios los pruebe, y para que vean que ellos mismos son semejantes a las bestias. 19 Porque lo que sucede a los hijos de los hombres, y lo que sucede a las bestias, un mismo suceso es: como mueren los unos así mueren los otros, y una misma respiración tienen todos; ni tiene más el hombre que la bestia; porque todo es vanidad.20 Todo va a un mismo lugar, todo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo polvo. 21 ¿Quién sabe que el espíritu de los hijos de los hombres sube arriba, y que el espíritu del animal desciende abajo a la tierra? 22 Así, pues, he visto que no hay cosa mejor para el hombre que alegrarse en su trabajo, porque esta es su parte; porque ¿Quién lo llevará para que vea lo que ha de ser después de él?”

Daniel 2:40

“Y el cuarto reino, será fuerte como hierro, y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo. 41 Y lo que viste de los pies y los dedos, en parte de barro cocido de alfarero y en parte de hierro, será un reino dividido; mas habrá en él algo de fuerza del hierro, así como viste hierro mezclado con barro cocido.

42 Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido, el reino será en parte fuerte y en parte frágil. 43 Así como viste el hierro mezclado con barro, se mezclarán por medio de alianzas humanas; pero no se unirán el uno con el otro, como el hierro no se mezcla con el barro.

44 Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá  a todos aquellos reinos, pero él permanecerá para siempre, 45 de la manera que viste que del monte fue cortada una piedra, no con mano, la cual desmenuzó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro. El gran Dios ha mostrado  lo que ha de acontecer en lo por venir; y el sueño es verdadero, y fiel su interpretación.”

El reino de hierro en el cual todas las naciones son influenciadas hasta hoy, en el poder y la cultura del imperio romano, tenemos todos los pueblos un fundamento económico y político desde su fundación. Todo lo que tenemos hasta hoy en día, en la cultura, costumbres y diversas genealogías, como en ciencias y tecnología son en esta “cadena o corriente” del hierro. Pero en Cristo somos liberados (la piedra)

Daniel 4:34

“Más al fin del tiempo, yo, Nabucodonosor, alcé mis ojos al cielo, y mi razón me fue devuelta; y bendije al Altísimo, y alabé y glorifiqué al que vive para siempre, cuyo dominio es sempiterno, y su reino por todas las edades. 35 Todos los habitantes de la tierra son considerados como nada; Y El hace según voluntad en el ejército del cielo, y entre los habitantes de la tierra, y no hay quién detenga su mano, y le diga: ¿Qué haces?

36 En el mismo tiempo mi razón me fue devuelta, y la majestad de mi reino, mi dignidad y mi grandeza volvieron a mí, y mis gobernadores y mis consejeros me buscaron; y fui establecido en mi reino, y mayor grandeza me fue añadida 37 Ahora yo Nabucodonosor, alabo, engrandezco y glorifico al Rey del cielo, porque todas sus obras son, y sus caminos justos; y Él puede humillar a los que andan con soberbia.”

Romanos 10:8-11 “Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: 9 Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. 11 Pues la Escritura dice: Todo aquel que en Él creyere, no será avergonzado.”

Juan 3:13

“Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre que está en el cielo. 14 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, 15 para que todo aquel que cree, no se pierda, mas tenga en El vida eterna…19 Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas…31 El que de arriba viene, es sobre todos; el que es de la tierra, es terrenal, y cosas terrenales habla; el que viene del cielo es sobre todos.”

Juan 14:6

“Jesús  dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.”

                                                                  

Por Juan Sebastian González Jimenez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s